viernes, 28 de septiembre de 2012

La versatilidad de la opinion publica?

Lo que podría sorprender a primera vista el observador externo es la inmensa versatilidad de la opinión publica en Colombia. Desde el día en que Juan Manuel Santos confirmo la próxima apertura de negociaciones con las FARC, la prensa esta inundada de comentarios elogiosos, en los cuales las personalidades mas diversas, del mundo político pero también de los negocios y de la sociedad civil  expresan su apoyo al presidente en su intento para buscar la paz. Su nivel de popularidad ha conocido un salto favorable bastante espectacular en los sondeos, y él que realiza una revista de prensa puede tener la ilusión de una nación unánime reunida alrededor de su presidente.

Esto es aun mas sorprendente cuando uno se acuerda que hace un poco mas de dos años, antes de la elección de Santos, los mismos sondeos mostraban una opinión publica reunida detrás de Uribe, en un repudio casi unánime de las FARC, considerando los que sugerían una posibilidad de negociación como unos derrotistas, malos colombianos, amigos de la guerrilla.

Sin embargo, si se mira mas detenidamente los sondeos, uno se puede dar cuenta que el "país real"  no es tan cándido, y no traga entero el cuento de la paz a la vuelta del camino.

A la pregunta: "?Esta  a favor del proceso de paz que se acaba de iniciar?", una inmensa mayoría responde de manera positiva. Y ?Que mas se podía esperar?  Claro que todo el mundo esta a favor de la paz; todo el mundo esta cansado de mas de 50 años, cuya absurdidad se esta volviendo cada vez mas evidente.

Pero cuando se comienza a profundizar, y a mirar en que condiciones los colombianos están dispuestos en llegar a la paz, las cosas son muy distintas.

Una cantidad de columnas de opinión,  proveniente de los "políticamente correctos" (o sea los que se consideran de izquierda), ha expresado la idea según la cual "la paz va a ser costosa": a la sociedad colombiana, le va a tocar "meterse la mano al dril"; un articulo reciente de la revista SEMANA indicaba que la paz no llevara ninguna reducción del gasto militar (lo que efectivamente parece probable"), pero que en cambio conllevara una serie importante de gastos, primero para permitir la reinsercion de los guerrilleros desmovilizados (lo que parece indispensable), y segundo para acceder a algunas de las reivindicaciones mas prioritarias de las FARC (lo que a mi me parece mucho menos legitimo)..

Frente a esta idea, las reacciones de la sociedad civil son mucho mas dudosas, lo que muestra que la opinión publica no esta dispuesta en tragar entero el cuento de la paz a cualquier costo.

- El sector empresarial, el cual ya ha tenido que aportar para el esfuerzo de guerra que significo la política de Uribe, no esta dispuesto a aportar mas para las políticas de paz.
- La mayoría de la opinión publica no cree en la sinceridad de las FARC, y no acepta el cuento según el cual "no tienen una sola persona secuestrada" y "no tienen nada que ver con el narcotrafico".

Esto demuestra que el pueblo colombiano no es tan cándido como algunos podrían  pensarlo, y no sigue con o)jos cerrados lo que expresa la inteligentzia de los medios de comunicación.

También demuestra algo que me parece fundamental: el gobierno no puede negociar de manera opaca, sin que nadie sepa lo que esta dispuesto a ceder. Debe existir un consenso por parte de la sociedad colombiana para saber lo que es negociable y lo que no lo es. Este trabajo no se ha hecho, y el gobierno va a llegar a la mesa de negociaciones sin ningún mandato democrático;  negociara en función de sus intereses propios, particularmente electorales (un fracaso de la negociación seria un desastre para las ambiciones de reelección de Santos).

Esta ausencia de transparencia en las condiciones de lo que se va a negociar me parece inadmisibles en un país que se  pretende democrático. Que mandato tiene el gobierno para negociar con las FARC puntos tan fundamentales como el modelo de desarrollo agrario, la explotación de los recursos mineros, la política anti droga, o de manera mas amplia el modelo de desarrollo económico (neo liberal, socialdemócrata, dirigista)  del país?

No hay comentarios:

Publicar un comentario